Parece que hay una luz…

Otros caminos posibles

Hace unos días hice una visita a unos “posibles” clientes e iba yo con esa sensación de que no había mucho que hacer en ese cliente, habíamos pedido cotizaciones y nos habíamos encontrado con varias compañías que nos decían que otros corredores también habían solicitado cotización y cuando hay tanto revuelo en el mercado normalmente me huele a mercadeo, subasta o como queramos llamarlo, pero como nos había dado la entrada un buen cliente  teníamos, al menos, que dar la cara.

Según se fue desarrollando la entrevista iba vislumbrando fogonazos de que era correcto que estábamos varios compañeros cotizando, pero dejaba entrever que lo que mas le importaba no era el numero del final, no solo quería eso, quería cambiar porque según ellos, no les había gustado la actitud y la respuesta de su actual mediador en algún siniestro que habían tenido, después de presentar los números (que son importantes, no digo lo contrario) seguimos hablando de su sector, de su empresa y ya me dijo mas claramente que buscaban un nuevo mediador y que al tomar la decisión de cambiar habían consultado a unos cuantos que les habían recomendado. Reconoció que una vez tomada esa decisión, las primas que les estábamos ofertando eran inferiores a lo que estaban pagando, no demasiado, y eso lo iban a aprovechar para bajar los costes de la empresa pero no era “el motivo” del cambio, era una consecuencia de el.

Así que lo que en un principio parecía un poco perdida de tiempo se ha convertido en un candidato de los “buenos” de los que valoran el servicio que les ofreces y que no solo “subastan” sus contratos al mejor postor.

Hay una luz al final, existen los clientes que no se dejan influenciar demasiado por los “sin desdes”, los descabezados, los cuchillos, flechazos, apariciones nocturnas que le cantan a tu mujer, perros disfrazados o por el fichaje de Matías por la compañía del banco de turno, quieren seguridad, asesoramiento y servicio y eso señores (de momento) solo podemos darlo los profesionales.

Imagen: Ana Asensio

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest

2 comentarios en “Parece que hay una luz…”

  1. Que importante es no permitir que nuestras preocupaciones se nos adelanten. Efectivamente existen clientes de todo tipo, y cada canal debe enfocarse en los de su mayor interés.

    Saludos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

×
¿Has sufrido un siniestro?
Podemos comenzar a atenderte por Whatsapp